Bienvenido a Norgine

Fundada en 1906 en la ciudad de Praga (Bohemia), Norgine inició su largo periplo en el sector químico y no desarrolló sus primeros productos farmacéuticos hasta 1919. En la década de 1920 creó filiales farmacéuticas en Bélgica, Francia, Alemania y Reino Unido. Durante los últimos dos decenios, Norgine ha comenzado a operar en otros siete países europeos y ha consolidado sus relaciones con socios comerciales en otros mercados, convirtiéndola en una auténtica empresa farmacéutica paneuropea.

La red de Norgine traspasa las fronteras europeas y cuenta con filiales en Australia, Sudáfrica y Singapur, y distribuidores y socios comerciales en 60 países de Oriente Medio, el Sudeste Asiático y África. En la actualidad Norgine tiene su sede central en Harefield, en las afueras de Londres, y cuenta con una plantilla de cerca de 1.000 personas en más de 15 países.


Durante los últimos 15 años, el crecimiento medio de ventas de Norgine ha superado el 14% anual. Europa representa el 85% del volumen de ventas total. Las principales funciones de Norgine son el desarrollo, la fabricación y la comercialización de medicamentos singulares e innovadores, sobre todo en el campo de la gastroenterología.

Un equipo de personal altamente cualificado y motivado mejora constantemente el contacto con los colaboradores en centros hospitalarios, farmacéuticos y con el propio paciente. Los productos de gastroenterología incluyen tratamientos para la impactación fecal, el síndrome del intestino irritable, estreñimiento, reflujo gastroesofágico y enfermedad intestinal inflamatoria.

Objetivos de Norgine

  • Ser una empresa dinámica, totalmente orientada al cliente, internacional y con una filosofía basada en el concepto (“satisfacer las necesidades del cliente de forma rentable”) y mantener una reputación como líder de ventas y marketing que combine el conocimiento local con la capacidad de implementar las estrategias acordadas en todos sus mercados.
  • Inculcar y mantener una filosofía de servicio para nuestros clientes internos y externos.
  • Mantener y desarrollar la flexibilidad y el espíritu empresarial que nuestro tamaño y estructura nos permiten.
  • Actuar con urgencia, rigor y pragmatismo, sin olvidar el razonamiento de negocio basado en la evidencia.
  • Convertirse en una empresa de gran atractivo dentro de la industria farmacéutica. Vamos a recompensar el trabajo bien hecho, con una excelente estructura salarial.
  • Hacer del trabajo en equipo uno de los pilares de nuestra cultura, para alcanzar los objetivos acordados.
  • Contar los unos con los otros y con Norgine en su conjunto para alcanzar nuestros objetivos a tiempo, con calidad y profesionalismo.
  • Establecer retos de calidad en la regulación de nuestros procedimientos e intentar en todo momento mejorar.
  • Desempeñar nuestro negocio con respeto hacia los demás, decencia e integridad.
  • Actuar como ciudadanos responsables en nuestras comunidades locales y alentar a nuestro personal a participar en proyectos comunitarios.